La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) lamentó las declaraciones manifestadas tras señalar su imposibilidad para interponer una acción de inconstitucionalidad en contra del acuerdo por el que se dispone de la Fuerza Armada permanente para llevar a cabo tareas de seguridad pública.

La Comisión explicó que al tratarse, no de una Ley sino de un Acuerdo del Ejecutivo Federal, no es posible interponer el recurso ya que solo procede si se trata de normas generales que tengan el carácter de leyes o de tratados internacionales.

Asimismo, la CNDH reiteró el exhorto al Congreso de la Unión para que definan en la legislación secundaria correspondiente, los términos de “extraordinaria”, “regulada”, “fiscalizada” “subordinada” y “complementaria”, a que hace referencia el transitorio quinto del decreto que creó a la Guardia Nacional y la manera en cómo deberá disponerse de la Fuerza Armada Permanente en tareas de seguridad pública.

“Su falta de precisión para su aplicación abre la puerta a posibles violaciones de derechos humanos; aunado a que no es acorde con el derecho a la seguridad jurídica, al principio de legalidad e instrumentos internacionales en la materia".

También, apuntó que al resolver la demanda de Acción de Inconstitucionalidad en contra de la Ley de Seguridad Interior, la mayoría de los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tuvieron como postura, que la posible participación de las Fuerzas Armadas en tiempos de paz se limita a ocasiones eventuales y bajo el mando de autoridades civiles.

“Por ende, el Estado debe limitar al máximo el uso de la Fuerza Armada para controlar la criminalidad común o violencia interna, en todo caso, cuando fuerzas militares presten auxilio a la autoridad encargada de la seguridad pública, debe ser en casos restringidos y siguiendo criterios de estricta excepcionalidad”.