La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) abrió una investigación por el caso del médico Gerardo Vicente Grajales, quien atendía pacientes con Coronavirus en el estado de Chiapas y el cual fue detenido, acusado de abuso de autoridad.

La CNDH informó que atrajo el caso por posibles violaciones a derechos humanos en agravio del médico del Hospital de Especialidades del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El organismo dijo haber recibido el testimonio de un familiar del médico, quien señaló que desde la detención de este ha sido objeto de violación a sus derechos humanos por parte de servidores públicos de la Fiscalía General del Estado de Chiapas.

Las acusaciones contra el médico giran en torno a la acusación de la hija exdirigente del partido Mover a Chiapas, quien murió en julio pasado a causa del virus y era paciente de Vicente Grajales.

La mujer señala que el médico solicitó medicamentos y equipo a sus familiares, debido a que el hospital no contaba con lo requerido para el tratamiento.

La detención de Vicente Grajales ha generado diversas manifestaciones tanto en Chiapas como la Ciudad de México para exigir su liberación.