El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, anunció la creación de una Oficina Especial para el caso Iguala y nombró como titular de la misma a José T. Larrieta Carrasco, quien se encargará de atender las violaciones graves a derechos humanos por los lamentables acontecimientos ocurridos en esa ciudad los días 26 y 27 de septiembre pasado.

De acuerdo con las instrucciones hechas por el ombudsman nacional, el titular de la Oficina Especial buscará mantener comunicación directa con los padres de los normalistas desaparecidos y sus representantes, así como con las ONG, nacionales e internacionales, además de grupos defensores de derechos humanos que los acompañan, con el fin de brindar la atención que el asunto reclama.

Deberá fortalecer sus tareas hacia la determinación de conductas u omisiones violatorias de derechos humanos en que algunas autoridades pudieron incurrir antes, durante y después de los referidos acontecimientos.

Además, deberá impulsar la integración del expediente de queja, procurar la información de toda autoridad que debe proporcionarla y analizar las constancias que obren en averiguaciones previas, tanto del fuero federal como del local, para identificar cualquier probable violación a derechos humanos, así como estar atento a que las autoridades agoten todas las líneas de investigación que conforme a derecho procedan.

Larrieta Carrasco se ha desempeñado como coordinador del Programa de Presuntos Desaparecidos de la CNDH, además prestó sus servicios en diversas dependencias federales y locales del ámbito de procuración de justicia, de donde también deriva su experiencia en materia de investigación.

Fue Asesor Interregional Externo del Centro para la Prevención del Crimen Internacional de la Oficina de la ONU. Ha impartido Derecho Penal, Procesal Penal, Garantías Constitucionales, Amparo Penal y Derechos Humanos, entre otras.

[email protected]