El Ombudsman nacional, Raúl Plascencia, defendió su investigación en el caso de la familia Almanza ante los señalamientos de las autoridades sobre que no se tomaron en cuenta todas las pruebas y afirmó que el proceso no se realizó solo con el punto de vista de las víctimas.

No es el punto de vista de una persona, es el resultado de un proceso formal de investigación debidamente sustentado , comentó al ser entrevistado tras su participación en el Foro Binacional de Medios; Los retos de la inseguridad y la violencia, México-Estados Unidos.

El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos dijo que esperarán la respuesta institucional de las autoridades a las que se les dirigió la recomendación (Sedena y PGR) para fijar una posición oficial al respecto.

Plascencia insistió en que la información que se le envió por parte de la Sedena durante la investigación del caso, en el que murieron los niños Btyan y Martín Almanza, no concuerda con las pruebas que obtuvo la Comisión a través de diversos testimonios.

El pasado miércoles 16 de junio la CNDH emitió una recomendación a la Secretaría de la Defensa Nacional y a la Procuraduría General de la República por el ataque de militares a una camioneta donde viajaba la familia Almanza y por el que murieron dos niños; de 9 y 5 años.

A pesar de que las autoridades afirmaron que los hechos se habían dado durante un fuego cruzado entre elementos castrenses y sicarios, la investigación del organismo encabezado por Plascencia no encontró pruebas que lo sustentaran.

apr