La Comisión Mexicana de Derechos Humanos (CMDH) insta a la población a utilizar los recursos legales y ampararse ante la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

Esta organización se suma al conjunto de activistas, académicos y otras representaciones de la sociedad civil que aseguran que esta iniciativa violenta los derechos humanos y el acceso a la protección de datos personales. 

Durante conferencia de prensa, René Bolio Vega, presidente del comité directivo de la CMDH, aseguró que la creación de este padrón de datos biométricos representa una violencia total al derecho a la privacidad e identidad y que acciones como ésta pueden utilizarse como armas para violentar a la vez derechos político-electorales de la población. 

También comentó que anteriormente ya se había buscado acceder a este tipo de información de los ciudadanos a través del del INE (Instituto Nacional Electoral) pero se negó dicha petición. 

Bolio Vega dijo que la organización que preside buscará acercar información y asesoría a los usuarios de la telefonía móvil en el país para que conozcan sus derechos y los mecanismos legales bajo los que pueden ampararse.

Cabe recordar que martes 20 de abril, el titular del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, concedió este martes la primera suspensión a un usuario, que le evita el registro de datos biométricos en el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil y la cancelación de su línea telefónica.

Gómez Fierro determinará si otorga o no la suspensión definitiva el próximo martes 27 de abril de 2021, en lo que se conoce como audiencia incidental.

Este sábado 17 de abril entró en vigor el decreto por el que se crea el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, que obliga a los usuarios de telefonía celular a facilitar su información personal a las compañías que prestan este servicio, incluidos aquí datos biométricos como huellas dactilares y de reconocimiento facial e iris.

De esta manera, los consumidores deberán entregar su información personal para mantener activas sus líneas y de no hacerlo, éstas será suspendidas.

Las compañías de telecomunicaciones, por su parte, deberán recabar e ingresar toda esa información y proporcionarla al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), autoridad que tiene el mandato de integrar el nuevo Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

kg