Para la semana que va del lunes 3 al 9 de agosto próximo, la Ciudad de México se mantendrá en el color naranja con alerta, en el esquema del semáforo epidemiológico, confirmó la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

En la conferencia de prensa por el Covid-19 de este viernes, la funcionaria indicó que en la capital había hasta el 30 de julio 2,368 camas de hospitalización general disponibles, equivalente a una disponibilidad de 48.2 por ciento.

En tanto que en camas con ventiladores había, hasta la misma fecha de corte, 1,208 disponibles equivalente a 59% del total. 

“Seguimos en semáforo de naranja con alerta en la Ciudad igual que la semana pasada (…) como ustedes saben hubo un incremento en los últimos días en hospitalización de alrededor de 16 camas ocupadas adicionales (diarias)”, indicó Sheinbaum.

En este sentido, la mandataria presentó modelos de proyección sobre la ocupación hospitalaria en la cual indicó que en caso de que en el Valle de México se superen en total los 5,127 hospitalizados se tendrá que regresar a semáforo rojo. 

Hasta el 30 de julio, el número de personas hospitalizadas en el Valle de México se ubicó en 4,599. 

Asimismo, Sheinbaum Pardo dio a conocer que se reincorporan nuevas actividades, como las ventanillas únicas para atención ciudadana tanto del Gobierno de la Ciudad de México como de alcaldías. 

Además, se amplían los horarios para restaurantes, de 7:00 am a 10:00 pm, esto es para que puedan ofrecer desayunos.

Recordó que las empresas cuya plantilla laboral sea de 100 o más personas, deberán realizar pruebas de manera quincenal a por lo menos 3% del total de la plantilla que se encuentre laborando de manera presencial.