La Ciudad de México se mantendrá en el color naranja del semáfoto epidemiológico con la alerta "límite" por el alza significativa de las hospitalizaciones y contagios, informó la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

La urbe del Valle de México registra al momento 4,886 hospitalizaciones, un aumento de 290 respecto de la semana previa. Este nivel de ocupación representa el 52% del total de disponibilidad. 

Se mantienen también las restricciones en horarios hasta las 19:00 horas para las actividades no esenciales como tiendas departamentales, comercios, gimnasios, boliches, casinos, cines, teatros, circos, museos, acuarios y parques de diversiones. 

Para los restaurantes el horario máximo de cierre continúa a las 22:00 con la restricción de pausar la venta de bebidas alcohólicas a partir de las 19:00 horas. Todos los restaurantes o comercios de alimentos sólo podrán operar con el 30% de su aforo. 

El programa REABRE, que implicaba la apertura de eventos masivos, congresos o conciertos se prolonga por 15 días más.

Sheinbaum también anunció que se han incrementado las pruebas aplicadas en la Ciudad de México; en promedio diariamente se aplican 7,941 y se espera que se incrementan al doble durante la próxima semana. Estarán disponibles en los Macro Kioskos, en kioskos de salud en colonias específicas y en centros de salud. 

También continúa la Ley Seca en ocho alcaldías (las ocho restantes implementaron esta medida la semana pasada): Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Milpa Alta y Venustiano Carranza.