La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) vigilará la actuación de las autoridades locales para que las personas que en verdad queden detenidas sean las que presuntamente estuvieron involucradas en los desmanes el pasado 1 de diciembre.

El ombudsman capitalino, Luis González Placencia, reiteró la condena de ese organismo a los hechos violentos, y consideró que el gobierno de la ciudad no "debe caer en la venganza".

"Que no resulten inocentes incriminados, y verificamos los casos, hasta el momento no tenemos quejas específicas, pero si llegáramos a tener casos de personas golpeadas también lo condenaremos y haremos lo que nos toca hacer", expuso.

González Placencia detalló que la CDHDF espera la recuperación de los heridos durante el enfrentamiento con elementos policíacos federales y capitalinos, para escuchar su versión de las circunstancias en las que fueron golpeados.

" Vamos a estudiar los casos, ahorita la prioridad es deslindar quiénes de los que están en la Agencia del Ministerio Público son responsables y quienes no", manifestó.

González Placencia consideró que aunque "se sabía de la posibilidad de que hubiera disturbios", principalmente en los alrededores del Congreso, en San Lázaro, el gobierno capitalino no estaba preparado para acontecimientos de ese tipo.

"Me parece que hubo titubeos, nuevamente hubo una circunstancia que no permitió una acción en la que el uso de la fuerza que es legítima pueda ser empleada sin temor, por otra parte, los límites que sobresalen", expresó.

mac