La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) inició este jueves una queja de oficio por el caso del ciudadano Gerardo Ortiz, quien el jueves 23 falleció ahogado luego de haber sido tragado por una coladera destapada.

El ombudsman capitalino, Luis González Placencia, confirmó que la institución a su cargo ha iniciado la queja de oficio respectiva.

Este día el diario Reforma dio a conocer que casi a la medianoche del jueves 23 de agosto Ortiz Gutiérrez quiso ponerse a salvo de una torrencial lluvia y la inundación que dañó su automóvil, pero al caminar hacia la parada La Joya del Metrobús cayó en una coladera sin tapa, ubicada en la Avenida de los Insurgentes.

Al parecer el hombre fue succionado y luego de una semana de búsqueda en el circuito de tuberías cercano, personal de Bomberos, Protección Civil y del Sistema de Aguas de la Ciudad de México hallaron su cadáver en una alcantarilla en el centro de Tlalpan, a 1.5 kilómetros del lugar donde ocurrió el percance.

"Acabo de entrar al anfiteatro. Lo reconocí perfectamente. Además, tenía sus identificaciones en la ropa. Ya estamos resignados en lo que pasó", dijo Andrés Velázquez Lara, sobrino de Ortiz Gutiérrez, al diario Reforma. La familia analiza si demandará al gobierno capitalino.

mac