El Observatorio Nacional Ciudadano, Seguridad, Justicia y Legalidad detallará hoy por qué el 2017 fue el año más violento en más de una década a consecuencia del combate a los cárteles de la droga y grupos del crimen organizado en casi todo el territorio nacional, que ocasionó que “una persona perdiera la vida cada 18 minutos... como producto de homicidio doloso”.

Francisco Rivas Rodríguez, director del Observatorio y consultor para México del National Strategy Information Center, quien a finales del año pasado presentó un informe sobre la situación de la inseguridad y los 10 principales delitos, entre ellos las ejecuciones, dará pormenores sobre en qué entidades de la República sigue el incremento de la violencia por las disputas entre grupos criminales y el Estado mexicano.

El reporte —que se adelantó a El Economista— expondrá el ritmo de homicidios que llevó a fin de año a sumar 29,168 personas que perdieron la vida a causa de esos hechos, lo que generó que se elaboraran en todo el país más de 25,339 carpetas de investigación, que son contabilizadas tanto por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), como el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En el mismo reporte se dará a conocer el documento: “La consolidación de los registros y estadísticas delictivas en México”, mediante el cual se analizan aspectos técnicos del Instrumento para el Registro, Clasificación y Reporte de los Delitos y las Víctimas, y se hará el anuncio de un primer acercamiento a la información publicitada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública con esta nueva metodología.

Con ese sistema se busca que las estadísticas que se den a conocer en los próximos meses tanto por el Inegi, el Secretariado Ejecutivo y el Observatorio se conviertan en un instrumento que ofrezca mayor certeza y transparencia para el análisis del fenómeno de la violencia.

[email protected]