El grupo parlamentario del PAN en el Senado de la República promueve cambios a la Constitución para fortalecer las dos medidas de control constitucional existentes: acciones de inconstitucionalidad y controversias constitucionales.

La iniciativa propone hacer un cambio en el artículo 105 de la Constitución para legitimar que la presentación de controversias constitucionales y acciones de inconstitucionalidad la puede realizar un legislador por sí sólo y no por el 33% de votos de una Cámara, como ahora.

Además de que dichos recursos sean invocados contra leyes locales también.

El objetivo de los juicios de control de constitucionalidad es revisar que las normas jurídicas secundarias y los actos de las autoridades respeten la Constitución, y anularlos cuando violen los principios constitucionales.

Damián Zepeda Vidales, autor del proyecto, explicó que la acción de inconstitucionalidad es una vía para que las minorías del Congreso de la Unión y de los Congresos locales, así como el Ejecutivo federal, partidos políticos, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el Instituto Nacional de Transparencia y la Fiscalía General de la República puedan someter a consideración de la Suprema Corte de Justicia de la Nación una ley que estimen contraria a la Constitución, para que sea invalidada.

rolando.ramos@eleconomista.mx