Los precandidatos panistas debatieron por última ocasión antes de la elección interna del domingo.

Ernesto Cordero mantuvo las críticas a Josefina Vázquez Mota; Santiago Creel dio un pequeño roce al indicar que evitaba hablar del combate a los monopolios.

Antes del encuentro comenzó el trago amargo. Vázquez Mota fue recibida por una decena de rarámuris con una manta exigiéndole que aclarara adónde fueron los recursos de la Secretaría de Desarrollo Social (56 millones de pesos) cuando ella fue titular.

En cada participación, presumieron su carrera. Creel dijo tener más experiencia; Cordero se presumió como el mejor en materia económica; Vázquez Mota, la mejor para alcanzar acuerdos.

CORDERO ATACA

El golpeteo de Cordero inició diciendo que la panista plagiaba sus propuestas.

Después criticó su paso por la Cámara de Diputados, fue la que tuvo menos asistencias a votaciones. Sólo 6% de asistencia, que lo explique .

Le recriminó que faltara a 126 de 134 sesiones. Ella respondió que participó en 90% de las sesiones y recordó que el Presidente agradeció su apoyo.

CREEL ACUSA

Santiago Creel aseguró que respetará la decisión de los militantes. Si decides optar por un joven, yo me sumo; si optas por una mujer competente, también me sumo . Entonces dijo: Quiero pedirle a los funcionarios y a las dirigencias del partido no intervenir en el proceso. Si el árbitro empieza a tener titubeos habrá problemas .

JOSEFINA PROMUEVE

Vázquez Mota ignoró los señalamientos de Cordero, pero en cada una de sus participaciones retomó su frase de precampaña: Vota libre este 5 de febrero .

EL RESULTADO

Para Roy Campos, director de Consulta Mitofsky, el PAN fue el gran perdedor del debate, porque se comprometió a elevar la calidad de la discusión y no pudo.

Destacó que Cordero llegó con más investigación y datos mejor sustentados; sin embargo, será recordado porque cometió un grave error al llamar al presidente Vicente Calderón.

Respecto de Creel, dijo que no pudo salir de un segundo lugar y se mostró todo el tiempo en pausa.

Durante el debate se atacaron tanto, dijo Campos, que la información podría ser utilizada por los partidos opositores durante la campaña.