La agenda privada de los presidentes de Argentina y México, Cristina Fernández y Felipe Calderón, respectivamente, estuvo marcada también por el tema de seguridad.

La mandataria de Argentina mostró solidaridad con México en la lucha contra el crimen organizado y llamó a los países desarrollados a "extremar al máximo" las medidas para prevenir y reducir la demanda de droga.

Condenó de igual forma el tráfico ilícito de armas de fuego y externó que ha pedido al G-20 que sancione los paraísos fiscales que facilitan el lavado de dinero.

Luego de la reunión privada, gobernadores que llegaron a ese puesto impulsados por el PAN, aspirantes a la candidatura del blanquiazul a la Presidencia de la República, miembros del gabinete mexicano y argentino y hasta los cantantes Amanda Miguel y Diego Verdaguer, llegaron al Castillo de Chapultepec para comer con los madatarios.

Ahí, la Presidenta de Argentina hizo un llamado para que en los países de Latinoamérica haya igualdad y libertad, no obstante aseveró: "Para qué queremos la libertad si no tenemos el derecho a tener educación, salud, vivienda, trabajo, a que nuestros hijos crezcan dignamente. Para qué queremos la igualdad si no tenemos la posibilidad de decidir y elegir qué pensar, qué decir, dónde vivir, en qué trabajar".

Por ello exhortó a defender estos valores y dejar cimientos sólidos, más allá de las figuras políticas, quienes tienen la tendencia a creer "que todo es eterno".

Calderón, quien estuvo acompañado de su esposa Margarita Zavala, pugnó por una región latinoamericana más fuerte en los lazos económicos. Sus palabras llegaron también uno de los invitados especiales: el empresario Carlos Slim, quien tiene previsto invertir en Argentina.

Fernández de Kirchner, quien no se ha quitado la vestimenta negra de luto por la muerte de su esposo Néstor Kirchner (octubre del 2010), se disculpó por haber cancelado el mes pasado su viaje a México; no obstante argumentó que sus problemas de salud frustraron la gira de trabajo.

A la comida asistieron los aspirantes a la presidencia: Ernesto Cordero (secretario de Hacienda), Javier Lozano (secretario del Trabajo) y Emilio González (gobernador de Jalisco).

[email protected]

apr