Para propiciar la reducción de la brecha de género en los diferentes ámbitos en México, el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) propuso que el empoderamiento político de las mujeres en los congresos se refleje en una activa agenda legislativa.

En el Informe Legislativo 2018. Paridad de Género en el Poder Legislativo, el centro de investigación concluyó que México ocupa el primer lugar, con el mayor porcentaje de mujeres en los parlamentos entre los países miembros de la OCDE.

La brecha de género es la diferencia entre mujeres y hombres que se refleja en los logros o actitudes sociales, políticas, intelectuales, culturales o económicas.

“La regla de paridad de género en los congresos de México funciona como un mecanismo de igualdad política y se debe orientar a reducir las brechas más importantes entre mujeres y hombres. Sin embargo, en el país persiste esta brecha en distintos ámbitos”, refirió el Imco.

Y es que sólo hay 14% de presidentas municipales; 86% son hombres, puntualizó. Del total de síndicos, 26% son mujeres y 74% hombres.

Hay a la fecha hay en el país 39% de juezas y magistradas, contra 61% de hombres que ejercen esos cargos.

Resultado de los comicios del pasado 1 de julio, 241 mujeres (48%) ocupan una curul en la Cámara de Diputados, de un total de 500 integrantes de la Cámara Baja.

En el caso de la Cámara de Senadores, de 128 escaños en total, 63 (49%) corresponden a mujeres.

Por lo que respecta a los 32 congresos locales en igual número de entidades federativas, de un total de mil 113 curules, 542 son ocupadas por mujeres, 49 por ciento.

La posición de México por subíndices es la siguiente. Respecto de 114 países es el primer lugar. Es el país con menos brecha de género, detalló el citado informe.

En empoderamiento político ocupa el lugar 34; en educación, el 53; en salud, el 58, y el 124 en participación económica y oportunidad.