Huixquilucan.- El candidato del Partido Acción Nacional a la gubernatura mexiquense, Luis Felipe Bravo Mena, aseguró que gobierno y sociedad pueden caminar juntos para desterrar la corrupción en la entidad, que desde hace 82 años ha sido enraizada por malos gobiernos.

Al reunirse con vecinos, líderes y microempresarios de esta localidad, indicó que desde que un personaje mítico de la entidad acuñó la frase que "un político pobre es un pobre político", esta actividad se pervirtió.

"Porque entonces se entiende que la política es para abusar, que la política es para saquear, es para aprovecharse personalmente de la función pública. Esta idea de abuso, de corrupción, de gobernar para saquear, se ha ido permeando entre los grupos del PRI privilegiados que han dañado seriamente a la sociedad mexiquense", dijo.

Bravo Mena aseguró que esta enfermedad moral ha generado desconfianza en los gobiernos que sólo han saqueado al estado.

ncluso algunas personas ya lo ven natural. Sin embargo, hay que cambiar ese modelo autoritario y corrupto que sigue imperando en nuestra sociedad.

Acompañado por los diputados federales Mirna Camacho Pedrero, María Elena Pérez de Tejada, Francisco Landero Gutiérrez y Ezequiel Retiz Gutiérrez, el abanderado del PAN reiteró su compromiso de limpiar la vida pública una vez que tome posesión.

Indicó que "no pido el voto para una persona, ni para un partido, sino para toda una sociedad que quiere el cambio, porque mi gobierno será encabezado por la propia sociedad que ya está cansada de tantas injusticias".

"Limpiar la vida pública no es un concepto vago, no es un concepto que se pueda decir en un discurso, sino debe tener puntos inmediatos de aplicación", agregó.

Pidió a los asistentes acudir el próximo 3 de julio a las urnas, para iniciar un cambio verdadero.

apr