El Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) comenzó con la destrucción de 15 toneladas de material inservible utilizado durante el proceso comicial del 2009, en el que se eligieron delegados y diputados locales.

Hace dos meses, el órgano colegiado destruyó la papelería electoral; en esta ocasión trituró el plástico como urnas, cajas-paquetes, mamparas y canceles que no pueden ser restaurados para su uso en comicios venideros.

El proceso de destrucción, el cual costó al Instituto 75,000 pesos, estará a cargo de la empresa ZV Diseños, SA de CV y se prolongará hasta el 31 de mayo. Algunas partes del producto restante serán utilizadas como insumo para la producción de nuevo material electoral.

El consejero Néstor Vargas explicó que parte del material se tenía desde los comicios del 2000, pero ya no puede ser reparado.

Manifestó que la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), órgano que al que se le donó la papelería triturada, no aceptó que se le diera el plástico, por lo que es posible que se pueda destinar a otra institución como es el caso de la Secretaría de Educación Pública del DF.

Mientras que el consejero, Gustavo Anzaldo, dijo que el IEDF mantiene casi 80% del material electoral en buenas condiciones.

trosas@eleconomista.com.mx