Cuautitlán Izcalli.- Bomberos de esta localidad continúan laborando en un área de 150 metros en donde hace seis días se registró un fuerte incendio en la zona industrial Cuamatla.

Juan Manuel Sánchez García, subdirector de Protección Civil y Bomberos, precisó que la empresa donde se produjo el siniestro fue Cloro Internacional y derivado de estas llamas y explosiones primeras, fue que las factorías Keltet, S.A. , Latinoamericana de Polietilenos y Bag to Bag se vieron afectadas.

Indicó que los 60 bomberos municipales, quienes continúan trabajando designados en dos turnos de 24 horas por 24 horas de descanso, pudieran estar concluyendo, de manera adecuada, la serie de operativos de emergencia sobre la zona siniestrada este martes, está área es acordonada por elementos de seguridad.

El saldo del siniestro: seis bomberos intoxicados; daños enormes aún sin cuantificar; otras 100 empresas afectadas; operativo intenso para remover escombros; aspersión diaria y constante de 20,000 litros de cal líquida.

Así como la distribución de otras cuatro toneladas en polvo para continuar neutralizando los efectos secundarios de químicos, como nitrato de sodio, ácido acético, sosa granulada, azufre, tetracloruro de potasio y hojuelas de sosa.

El funcionario confirmó que los 6 bomberos que sufrieron intoxicación, dos de Tlalnepantla, otros dos de Cuautitlán México y dos de Izcalli fueron atendidos en el hospital general Vicente Villada y en Ecatepec, donde han sido dados de alta.

Puntualizó que con los primeros desplomes del techo de la empresa Cloro Internacional , las materias químicas almacenadas quedaron sepultadas.

Entonces, el calor y las condiciones para que las flamas se reavivaran era latente, razón por la cual hubo de establecerse un cerco de seguridad de 150 metros de radio al área afectada, además de mantenernos en alerta en el lugar de los hechos para atacar cualquier posibilidad de riesgo, como que el fuego se reavivara .

Sánchez García hizo un llamado a los industriales instalados en Cuautitlán Izcalli y que aún no cuentan con su dictamen aprobatorio de funcionamiento, para que no sigan posponiendo esta obligación de quedar legalmente regularizados.

mac