La embajadora María Teresa Mercado Pérez retornó a La Paz para reanudar sus funciones como embajadora de México en Bolivia.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que ambos gobiernos acordaron la reanudación de funciones de la embajadora quien salió a finales de diciembre del 2019 de La Paz, Bolivia, tras ser declarada persona non grata por la administración interina de Jeanine Áñez.

"La reanudación de funciones de la embajadora Mercado fue a solicitud del Estado Plurinacional de Bolivia y en común acuerdo entre ambos gobiernos. Con este acto se repara el agravio de la declaratoria de persona non grata ocurrida en diciembre de 2019, motivo por el cual el Gobierno de México decidió retirarla de ese país y llamarla a consultas a México", dijo la cancillería.

Tanto México como Bolivia tienen interés en relanzar las relaciones diplomáticas y su deseo mutuo por establecer una asociación estratégica, particularmente en el marco del 190 aniversario del establecimiento de relaciones formales entre ambos países.

La relación bilateral se vio afectada por la decisión del gobierno de México de otorgar asilo político al ex presidente Evo Morales y a otros funcionarios en la residencia de la embajadora en La Paz.

México acusó de hostigamiento a las autoridades del gobierno interino de Áñez tras días de vigilancia extrema tanto a la embajada como a la residencia oficial. Mientras que Bolivia denunció intromisión en su soberanía nacional. Un período que marcó tensión en la relación bilateral.

Por poco más de un año la representación mexicana en Bolivia quedó a cargo del embajador Edmundo Font López, quien fungió como encargado de Negocios.

El embajador Edmundo Font próximamente ocupará una nueva posición en el exterior.