Chalco, edo mex. Andrés Manuel López Obrador aseguró que a sus adversarios Ricardo Anaya y José Antonio Meade “ya se les mojó la pólvora”, por lo que les pidió aceptar dignamente “su derrota”.

En un mitin en esta localidad mexiquense, López Obrador mencionó que, en el debate del domingo, sus adversarios quemaron toda la pólvora que tenían contra él.

“En el debate, no sólo lo ganamos, sino que ganamos otros puntitos”, aseveró.

Sobre los dos departamentos de la colonia Copilco de la Ciudad de México, revelados por el candidato José Antonio Meade, López Obrador dijo que no son suyos, sino herencia de su finada esposa a sus hijos.

Anunció que hoy presentará el juicio que se hizo después del fallecimiento de su esposa y las escrituras a nombre de sus hijos.

Previamente, en Ixtapaluca, López Obrador afirmó que él ganó el debate presidencial y no su adversario Ricardo Anaya. Aseveró que, tras el primer encuentro, su intención de voto llegó a 50% y puede llegar a 70 puntos.

Destacó que, pese a recibir “calumnias y mentiras” de sus adversarios, no se enganchó y salió airoso, aunque admitió que se contuvo durante el debate, “en todo, para no engancharme, no enojarme. Cuando terminó, yo dije: ‘salí de la calumnia ileso’”.

En un mitin en esta localidad, López Obrador criticó a los medios que dieron por victorioso a Anaya: “No es lo que sucedió anoche y no refleja la realidad. La verdad es que ganamos el debate”.

En tanto, el político tabasqueño dijo saber que la “mafia del poder” prepara una declinación de José Antonio Meade o una alianza de facto entre el PRI y el PAN.

[email protected]