El padre de Florence Cassez, la francesa presa en México por secuestro, consideró este miércoles una "gran decepción" la decisión de la Suprema Corte de este país de rechazar su excarcelación inmediata, pero se dijo "muy confiado" en que acabará liberándola.

"Es una gran decepción evidentemente. Pensaba que iba a salir hoy mismo, pero es un gran paso adelante porque cuatro jueces sobre cinco han reconocido violaciones a (los derechos de) Florence", manifestó Bernard Cassez tras visitar a su hija en la prisión de Tepepan, en el sur de la Ciudad de México, donde cumple una condena de 60 años.

Por ello, "quedamos muy confiados en la Suprema Corte para que Florence sea liberada lo antes posible", añadió en declaraciones a las puertas de la cárcel.

Cassez también fue visitada en la penitenciaría por el abogado Miguel Carbonell, jurista de la Universidad Autónoma de México (UNAM) que apoya la liberación de la francesa y quien explicó los alcances de la votación llevada a cabo en la primera sala del alto tribunal mexicano.

"Hubo una cierta decepción, pero está confiada" porque, pese a que la decisión fue contraria a su liberación inmediata, como proponía el proyecto votado, "fue claro y público que la mayoría de ministros que integran la primera sala advierte la violación a sus derechos humanos", explicó Carbonell.

"Ella piensa que al final del trayecto le van a conceder el amparo y va a obtener la libertad", si bien "tiene la duda de cuánto podría tardar" en salir de prisión, indicó el investigador.

Cassez, añadió, "no está deprimida, está confiada, esperanzada y sobre todo animada", aunque "no es la misma persona que las personas vieron y siguen viendo en las imágenes" que le tomaron al momento de su detención, en diciembre de 2005.

MIF