Ante la existencia de entidades financieras que suelen realizar malas prácticas en créditos otorgados a personas de la tercera edad, mismas que cobran los préstamos de las pensiones o apoyos gubernamentales otorgados a estas personas, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que la expansión del Banco del Bienestar servirá para quitar a intermediarios y hacer la entrega de estas ayudas de manera directa.

En su conferencia mañanera, López Obrador reconoció que hay personas que se dedican a quitar las pensiones y otros apoyos a las personas de la tercera edad, por medio de esquemas de crédito poco transparentes y con cláusulas abusivas en perjuicio de los acreditados.

De acuerdo con el presidente, en la actualidad sólo la mitad de los adultos mayores que reciben su pensión o algún otro tipo de apoyo social tiene una cuenta bancaria donde se les deposita los recursos mientras que al resto, la entrega se tiene que hacer en efectivo lo que causa muchos problemas y es donde los intermediarios aprovechan con sus malas prácticas.

“El programa de la expansión del Banco del Bienestar es para que exista entrega directa en todos los casos, ya que sólo la mitad de los adultos mayores (que reciben apoyo) tienen cuenta donde se les deposita, mientras que para el resto se tiene que hacer el pago directo (en efectivo) y hay muchas injusticias entonces vamos a mejorar”, acotó el funcionario.

Apenas en su mensaje respecto a su segundo año de gobierno, López Obrador detalló que, del plan de construir 2,700 nuevas sucursales del Banco del Bienestar, se tiene un avance de 362 edificaciones y se encuentran en proceso 400.

López Obrador reiteró que se investigarán los casos donde se tienen detectadas a empresas que otorgan créditos con altos intereses y en perjuicio de los adultos mayores que lo reciben. Asimismo, indicó que durante esta administración se tiene prohibido que dependencias federales hagan alianzas con entidades financieras para la entrega de créditos de nómina.

“Eso ya se canceló porque se usaba ese mecanismo en Pemex, en la Secretaría de Educación Pública. Se entregaban créditos a los trabajadores y el pago lo hacía la dependencia a la financiera particular y con intereses elevadísimos, eso ya no se permite”, acotó el mandatario.