Los ciudadanos podrán exigir una explicación, hasta ahora desconocida, de cómo los sindicatos y los gobiernos federal y estatales manejan más de 354 fideicomisos o guardaditos que acumulan cerca de 400,000 millones de pesos, cifra similar al boquete fiscal que reportó la Secretaría de Hacienda en el 2009.

Quitan candados

Una reforma aprobada por los senadores la semana pasada, y que estará en la cancha de los diputados en septiembre próximo, elimina los candados del secreto fiscal del que se beneficiaban los fideicomisos para evitar la transparencia.

Ordena a los funcionarios, dependencias o encargados de fideicomisos a documentar sus actividades, preservar los archivos administrativos y mantenerlos actualizados, de tal manera que cualquier persona pueda recibir información sobre el desarrollo de esas actividades cuando lo soliciten vía el IFAI.

Los sujetos obligados que se constituyan como fideicomitentes o fideicomisarios de fideicomisos públicos, o como titulares de operaciones bancarias o fiscales que involucren recursos públicos federales, principales en esos casos, no podrán clasificar la información relativa al ejercicio de dichos recursos como secreto fiduciario, bancario o fiscal, respectivamente, sin prejuicio de que dicha información pueda ubicarse en algún otro supuesto de clasificación , establece la reforma.

De acuerdo con un informe que entregó en marzo pasado la Secretaría de Hacienda al Senado, en total, los fideicomisos suman 398,913.7 millones de pesos.

De los 354 fideicomisos, en los rubros de infraestructura pública, subsidios, pensiones y prestaciones laborales, entre otros, el Conacyt tiene 24.6%, la Secretaría de Educación Pública (SEP) 12.4%, la Secretaría de Energía (Sener) 7.3%, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) 6.2 por ciento; la Secretaría de Turismo (Sectur) 4.0%, y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) 3.4 por ciento.

Actos jurídicos

Hacienda destaca que al cuarto trimestre del 2009 se registraron 19 fideicomisos, entre ellos uno de la SEP para el mejoramiento de la infraestructura física educativa Mejores Escuelas; dos fondos de investigación científica y tecnológica del Conacyt; dos fideicomisos para constituir una reserva para hacer frente a las obligaciones por concepto de los préstamos especiales para el ahorro, de corto y mediano plazos para jubilados del Bancomext y de Nafin.

También uno de la Semarnat para la contratación y supervisión de obra del Parque Ecológico Bicentenario, y otro de la Comisión Nacional del Agua para la construcción del Túnel Emisor Oriente, y uno de la Conade para el desarrollo de infraestructura y equipamiento deportivo para los Juegos Panamericanos, Guadalajara 2011.

Fonden, a la cabeza de los fideicomisos

El informe de la SHCP admite que 25% de los 354 fideicomisos los concentran el Fonden; el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), fideicomisos relacionados con la ley aduanera, para la reestructuración de pensiones y el financiamiento de las obligaciones del gobierno federal asociadas al cumplimiento de la Ley del ISSSTE, así como fideicomisos para el pago de obligaciones laborales de pensiones, primas de antigüedad y jubilaciones de Banrural, Banobras, Nafin y Bancomext.

jmonroy@eleconomista.com.mx