Concursos de baile, canto y hasta estriptis hubo en el Senado en el Patio del Federalismo. En el patio central de la sede, la senadora Layda Sansores (PT) reunió al equipo de intendencia para desearles una feliz Navidad y hacer concursos y rifas por el fin de año.

Los ganadores de los concursos de baile y canto se llevaron desde 100 pesos en efectivo hasta 500 pesos, dinero puesto por Sansores, quien es considerada la protectora de los trabajadores de limpieza.

Entonces, una decena de hombres se levantó para concursar y llevarse los billetes. ¡Mucha ropa!, ¡mucha ropa! , era el grito de los trabajadores, pues el premio se lo llevaría quien mejor bailara a las mujeres como si fueran strippers.

Trabajadores de la tercera edad concursaron con pudor, pero dieron sus mejores pasos para obtener el premio. Un joven fue impulsado por Sansores para que se quitara la camisa y quedara al desnudo de la parte superior.

Roberto Gil, presidente del Senado, ilusionó a los trabajadores. Les dijo que el próximo año revisaría sus contratos para gestionar mejores condiciones económicas, toda vez que los trabajadores de intendencia ganan 1,400 pesos quincenales.

El panista no quiso bailar porque los tiempos no están para hacer el ridículo , pero prometió que luego de dejar la presidencia bailaría con gusto.

Esta vez no hubo arcones con productos de limpieza como el año pasado envió Manuel Bartlett (PT); Mariana Gómez del Campo (PAN) regaló 15 bicicletas. Mario Delgado (PRD) dio 25 pavos, mientras que Ernesto Cordero (PAN) y Joel Ayala (PRI) regalaron pantallas.