A cinco años de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de la escuela Raúl Isidro Burgos en Ayotzinapa, familiares y amigos se manifiestan para exigir a la nueva fiscalía independiente una explicación sobre el paradero de los jóvenes y castigo a los responsables. El presidente, Andrés Manuel López Obrador, prometió llevar el caso ante la justicia, lanzando una Comisión de la Verdad para este caso mientras la fiscalía general, se comprometió a reiniciar la investigación "casi desde cero".