El Senado aprobó en comisiones y en lo particular el dictamen de la Reforma Política, que sufrió cambios para que las candidaturas ciudadanas puedan entrar en vigor en la elección presidencial del 2012.

En una reunión que se prolongó durante tres horas, las comisiones de Puntos Constitucionales, Reforma del Estado y de Estudios Legislativos discutieron en lo particular 22 reservas a 15 artículos, de los 16 que conforman la Reforma Política.

La propuesta para que las candidaturas ciudadanas puedan entrar en vigor en la elección presidencial del 2012, en lugar del 2015 como señalaba el dictamen, fue presentada por el senador del PAN, Santiago Creel Miranda.

Se espera que el dictamen de la Reforma Política sea presentado en primera lectura en la sesión de este martes, para su aprobación definitiva el miércoles o jueves de esta semana.

Además, las comisiones eliminaron trabas a la consulta popular, y en lugar de la participación del 50 por ciento más uno de la lista nominal electoral, el umbral se redujo al 40 por ciento más uno.

De igual manera, los senadores acordaron que si la petición de Consulta Popular es presentada por el Ejecutivo, deberá contar con la autorización del Congreso, y si es impulsada por los ciudadanos no requerirá dicho aval.

Sin embargo, la constitucionalidad de la pregunta de la consulta deberá ser verificada, en todos los casos, por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJNN).

Las comisiones dictaminadoras establecieron un plazo de 60 días, luego de aprobada la Reforma Política, tiempo en el que se deberá elaborar la ley secundaria, para que en el proceso electoral del 2012 puedan participar candidatos ciudadanos.

La Reforma Política, que fue aprobada en lo general la noche de este lunes, también incluye la iniciativa ciudadana y la sustitución del Ejecutivo federal en caso de falta absoluta.

Además, contempla la iniciativa preferente, para que el Ejecutivo pueda presentar dos proyectos al inicio de cada periodo ordinario de sesiones.

A su vez, las cámaras de Diputados y de Senadores tendrán la obligación de dictaminar dichas iniciativas presidenciales en un periodo no mayor a 30 días, de lo contrario se considerarán dictaminadas como vienen.

Además, se otorga la facultad al Ejecutivo de poder hacer observaciones parciales o totales al Presupuesto de Egresos de la Federación y la reconducción presupuestal.

También se plantea la sustitución del Ejecutivo federal en caso de falta absoluta, quien sería sustituido por el secretario de Gobernación como presidente provisional, o en su caso por los secretarios de Hacienda o de Relaciones Exteriores.

También se incluye la reelección consecutiva de diputados federales y senadores, con un límite de dos reelecciones para los primeros y una para los segundos.

Además, instaura la ratificación, por parte del Senado, de los comisionados de los órganos reguladores como las comisiones Federal de Telecomunicaciones, Federal de Competencia y Reguladora de Energía.

En el caso de la iniciativa popular, los ciudadanos podrán presentar leyes o decretos ante el Congreso si cuentan con el respaldo de al menos el 0.25 por ciento de la lista nominal de electores.

DOCH