El pleno del Senado aprobó por 54 votos de Morena, PT y PES, 49 del PAN, PRI, PRD y MC en contra y 10 abstenciones la minuta que reforma la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para crear el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

El decreto fue remitido al Ejecutivo federal para su promulgación y vigencia.

Al fundamentar el dictamen, Lucía Meza (Morena), presidenta de la Comisión de Comunicaciones y Transportes detalló que el padrón es una base de datos con información de las personas físicas o morales, titulares de cada línea telefónica móvil, que cuentan con un número telefónico de plan técnico fundamental de numeración y cuyo único fin es el de colaborar con las autoridades competentes en materia de seguridad y justicia en asuntos relacionados con la comisión de delitos, en los términos de las disposiciones jurídicas aplicables.

Miguel Ángel Mancera (PRD) advirtió que la enmienda es “un coctel de violaciones constitucionales; una suma de afectaciones a diversas garantías que, sin duda, lejos de coadyuvar a la lucha contra la inseguridad, van a fomentar otras prácticas’’.

La priista Claudia Ruiz Massieu Salinas coincidió con Mancera en que la reforma “es abiertamente inconstitucional y atenta contra los derechos fundamentales.

Riesgos

El registro de datos biométricos en el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, aprobado por el Senado podría representar riesgos para la protección de datos personales, advirtió el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

“Se advierte un riesgo potencial al permitir que el manejo de información de carácter biométrico, para fines de identificación personal, pueda ser manipulada por un número elevado de operadores de telefonía, pues se presume que serán las propias empresas las encargadas de recabar dichos datos”, dijo el INAI en un comunicado.

politica@eleconomista.mx