Nueva Italia.- Las autodefensas mexicanas decomisaron cuatro viviendas, al menos dos de ellas lujosas, que aseguran que pertenecían a un jefe del cártel enemigo Los Caballeros Templarios que huyó ante la ofensiva de las milicias en la región Michoacán (oeste), constató este viernes la AFP.

Una de las lujosas casas tiene tres pisos y en su interior se encuentran un jacuzzi, obras de arte, fotografías familiares y ropa de marcas exclusivas, además de una piscina.

Hombres armados, que no quisieron identificarse, custodiaban el viernes la entrada al inmueble, ubicado junto a un negocio de venta de materiales de construcción en Nueva Italia.

Este pueblo, de unos 30.000 habitantes, fue tomado por las armas el domingo por las autodefensas, las milicias integradas por vecinos de Michoacán que se han ido haciendo con numerosas comunidades para expulsar a los Templarios, a los que acusan de sembrar el terror en la región durante años.

Los milicianos que resguardan la vivienda dijeron a la AFP que en ella vivía Enrique Plancarte Solís, alias "El Kike", considerado uno de los máximos jefes de los Templarios, junto a su esposa y dos hijos.

Las autodefensas también aseguran haberse quedado con otras tres casas, varios locales comerciales, bodegas y una gasolinera, todo propiedad de "El Kike".

Los actuales guardianes de la casa desconocen el destino que tendrán esos bienes pero subrayan que "no se entregarán al gobierno y menos se regresarán a su antiguo dueño".

Esta semana el gobierno mexicano tuvo que intervenir para frenar los enfrentamientos entre las autodefensas y los Templarios. Las autoridades aseguran que sus fuerzas de seguridad tienen el control de la región y exigen a las autodefensas que se retiren de las comunidades que tomaron y entreguen su poderoso armamento.

apr