La baja calidad del sistema educativo en México, en gran medida, ha sido causa del magro ritmo de crecimiento que ha tenido la economía nacional en las últimas tres décadas, afirma el sector privado.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) destacó que la baja calidad de la educación provoca que el nivel de productividad del país sea similar, y para ello, destaca que el porcentaje de población de entre 25 y 34 años con educación superior concluida, que es 20%, es menor respecto a países como Corea o Japón, que tienen un nivel de 60% que son productivos.

De acuerdo con el Foro Económico Mundial (WEF, World Economic Forum), en el 2011, México se ubicó en el lugar 107 (de una muestra de 142 países) en materia de calidad del sistema educativo, sitio que si bien muestra una recuperación respecto del año, estamos lejos de un buen nivel.

El sector privado destaca que si bien los resultados fueron mejores a los de la evaluación previa, incluso el aumento fue mayor que en muchos países; el nivel comparado con otras naciones sigue siendo considerablemente bajo, lo cual refuerza la opinión de que si no hay mejoras importantes en poco tiempo, seguiremos retrasando la competitividad del país.

También, el CEESP refiere que los recursos económicos son necesarios, la experiencia de los últimos años ha mostrado algo diferente en cuanto a que la calidad educativa no mejora.

Poco ayuda que se tengan avances importantes en la cobertura educativa cuando la calidad del sistema no cumple con los requerimientos para que los estudiantes sean competitivos a nivel internacional , menciona.

El organismo aglutinado en el CCE advierte que la productividad de la economía de México no mejorará ni la inversión en capital físico madurará sin un impulso real, no nominal, del capital humano, que es complemento y no sustituto de la misma.

[email protected]