A medida que se elevan los registros de contagios y muertes por coronavirus en México, las dependencias sanitarias se enfrentan a un nuevo reto: evitar los brotes del virus entre el personal de salud.

Según cifras recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos 22,000 trabajadores del sector se han infectado de Covid-19 en 52 países; algunos han contraído el virus en sus centros de trabajo y en la comunidad. Sin embargo, el organismo internacional reconoce que no existen cifras certeras sobre este tipo de contagios.

En México, al menos 329 médicos, enfermeras y demás empleados hospitalarios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) han contraído el virus, informó el director de Prestaciones Médicas del instituto, Víctor Hugo Borja, en entrevista radiofónica. Autoridades de dicho instituto también han reportado cinco muertes.

Autoridades del IMSS han rechazado que los contagios se puedan clasificar como brotes entre el personal o por una exposición ocupacional, al afirmar que la mayoría ha sido por contactos externos.

coronavirus México

Casos Monclova y Tlalnepantla

Tal es el caso del Hospital General de Zona con Medicina Familiar Número 7 de Monclova, Coahuila, donde a finales de marzo se reportó que 21 trabajadores dieron positivo a coronavirus, adjudicando como fuente de contagio a dos médicos que viajaron al extranjero.

Mientras, en días pasados un nuevo brote se reportó en el Hospital General Regional Número 72 del IMSS, ubicado en Tlalnepantla, Estado de México, donde cerca de 19 internistas dieron positivo a coronavirus. Ellos acusan una serie de omisiones y falta de equipo de protección personal y capacitación oportuna que provocaron su contagio. Un día antes, el titular del IMSS, Zoé Robledo, aseguró que el brote en la clínica fue por factores externos entre el personal que no labora en zonas de atención del virus y que no tiene como función estar en contacto con pacientes sospechosos.

Es un caso similar a lo ocurrido en el Hospital Regional 1 del IMSS en Cuernavaca, Morelos, donde una doctora y tres enfermeras fueron contagiadas con coronavirus. Personal de dicha institución también acusa la falta del equipo adecuado para su protección dentro de los hospitales, lo que pudo provocar el brote.

Cabo San Lucas

En tanto, de los casos más graves se encuentran los 42 contagios registrados el pasado 2 de abril en el Hospital General de Subzona Medicina Familiar 26 de Cabo San Lucas.

El IMSS precisó que hasta el momento se encuentran diagnosticados 42 trabajadores que incluyen: personal médico, enfermería, administrativo, directivos y otras categorías, los cuales presentan un estado clínico estable, sin haber requerido ninguno de ellos ventilación asistida, y que se encontraban en aislamiento y vigilancia domiciliaria.

El IMSS explicó que el personal de salud y los derechohabientes son vulnerables ante brotes epidemiológicos, por lo que hace unos días fueron identificados dos casos entre trabajadores del hospital con sintomatología que cumplía con la definición operacional por Covid-19.

Mencionó que desde el primer momento que se tuvo conocimiento de ello se tomaron medidas para evitar la propagación del virus, con toma de muestras, las cuales fueron enviadas al laboratorio central epidemiológico y los pacientes sospechosos enviados a sus casas. De igual forma se solicitó al laboratorio agilizar los resultados de las pruebas, por lo que el 2 de abril se recibió respuesta con la notificación del contagio.

Estos cuatro casos, que suman 86 contagios entre el personal de salud, han sido los únicos confirmados por el IMSS, sin que hasta el momento autoridades de los otros centros hospitalarios  como el ISSSTE o la Secretaría de Salud den un informe detallado sobre posibles contagios al interior de estos dos organismos de salud.

Informes a familiares

Parte médico, sólo vía telefónica

Luego de que personal de salud del Hospital General de Zona 48 del IMSS, en Azcapotzalco, denunció la agresión de familiares de un paciente que falleció a causa de coronavirus, el IMSS anunció medidas para evitar que los familiares de los enfermos acudan a los hospitales a esperar los partes médicos y así preservar la integridad y salud del personal médico.

El IMSS también llamó a cesar las agresiones contra el personal, que es la primera línea de batalla contra la emergencia sanitaria, recordó.

Así, serán reforzadas las medidas de seguridad e higiene al interior y exterior de los hospitales, por lo que los familiares de los enfermos ya no podrán acudir a los hospitales a esperar información sobre los pacientes, ya que ésta se les proporcionará vía telefónica.

Sólo en los casos que por indicación médica se requiera a un acompañante, éste podrá ingresar al hospital, no sin antes cumplir con ciertas medidas de protección.

Al interior de los hospitales únicamente se permitirá el acceso y movilidad de personal que sigue protocolos de seguridad sanitaria.

El IMSS también advirtió que las personas que permanecen en el exterior de hospitales corren alto riesgo de contagio, y explicó que en las salas de espera y en los servicios de alta especialidad el principal objetivo es la atención inmediata de los enfermos, por lo que “es sumamente importante” que sus familiares mantengan la calma y sigan las indicaciones del personal médico.

maritza.perez@eleconomista.mx