En menos de 15 días se han duplicado las solicitudes de mexicanos en el extranjero que quieren votar por Presidente de la República, pero la cifra aún es menor con respecto al universo posible de votantes.

De acuerdo con la Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores, al 26 de enero se habían recibido 56,237 solicitudes.

Al 13 de enero, los datos reflejaban el envío de 29,583 solicitudes, es decir, en 13 días el número aumentó en 90 por ciento.

La fecha límite para la inscripción a la lista nominal del voto extranjero fue a mediados de enero, pero el IFE seguirá recibiendo las solicitudes hasta las 12 de la noche del 15 de febrero, si el matasellos indica como fecha máxima el 15 de enero.

Para el voto desde el extranjero en el 2006 se estimó que tras aplicar la tasa de crecimiento del padrón electoral y corregir el error en la Verificación Nacional Muestral, 4.2 millones de mexicanos en el extranjero tenían credencial para votar.

Hace seis años se recibieron 33,111 sobres con boleta electoral, 81% de los 40,876 ciudadanos inscritos en la lista nominal y sólo fueron válidos 32,632 votos.

Este año será la segunda vez que se recibirán votos desde el extranjero por la vía postal y numerosas voces piden cambiar el mecanismo para aumentar la participación.