El gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, auguró el triunfo del PRI en las elecciones de Coahuila, Nayarit, Edomex e Hidalgo, por su alianza congruente y seria con la gente.

Entre matracas, tambores y silbidos, Peña Nieto admitió que la victoria del tricolor en el 2012 pasa por el 2011, por lo que confió que su partido triunfe en los cuatro estados en donde habrá comicios el próximo 3 de julio.

Aseguró que hay razones de peso para augurar el triunfo del Revolucionario Institucional, pues el partido asume su responsabilidad y ha aprendido de sus errores, pero también de sus aciertos.

Acompañado por su esposa, Angélica Rivera, quien recibió uno que otro chiflido y halago de los jóvenes que abarrataron el Expocenter Laguna, Peña Nieto aseguró que Rubén Moreira es el mejor hombre para gobernar Coahuila.

Sostuvo que el tricolor ha venido trabajando en un clima de respeto y en democracia.

El PRI cree en la democracia para construir su victoria en 2011 , subrayó.

Además, apuntó que el tricolor es un partido con nuevos modelos para hacer política, "asumimos compromisos, pero lo más importante es que en el gobierno los cumplimos".

Peña Nieto refrendó su respaldo a quien, dijo, será el próximo gobernador de Coahuila con el voto de los electores.

Arropado por los jóvenes priistas, todos ataviados con playeras rojas, el candidato priista, Rubén Moreira agradeció la visita del mandatario mexiquense.