La transformación de la Procuraduría a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas mejorará la atención a los familiares de quienes han sido presas de un delito, afirmó Alejandro Hope, director de Seguridad Pública del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

La semana pasada, la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública dio a conocer la transformación de la Procuraduría en la Comisión con recursos humanos, materiales y financieros propios.

Se estableció que la Comisión Ejecutiva es el órgano operativo del Sistema Nacional de Atención a Víctimas, cuyo objeto seguirá siendo establecer y supervisar las directrices que se implementen para la protección, ayuda, asistencia y reparación integral, en los ámbitos federal, local y municipal.

Igual que la Procuraduría, sus integrantes fueron elegidos por el Senado de la República y se mantendrán en el cargo dentro de la Comisión.

En ese marco, el director de Seguridad Pública del Instituto Mexicano para la Competitividad, Alejandro Hope, dijo que el cambio de denominación mejorará la coordinación y respuesta del gobierno con las víctimas de delitos.

La Secretaría de Gobernación informó que trabajará en los próximos años en una coordinación efectiva entre los tres órdenes de gobierno y la Comisión Ejecutiva, en materia de atención a víctimas y en la armonización del marco jurídico de las entidades federativas, con el fin de garantizar el cumplimiento de la ley de víctimas.

Precisó que con la publicación de la Ley General de Víctimas, se colocó a la víctima como actor central del sistema de justicia penal del que históricamente había sido relegado.

jorge.monroy@eleconomista.mx