Guanajuato es uno de los estados en donde la violencia causada por los grupos de la delincuencia organizada a lacerado más a la sociedad durante el 2019.

Este fin de semana, el último del año, se registró una balacera cerca de un bar y una gasolinera en Uriangato.

De acuerdo con reportes locales, camionetas con sujetos armados arribaron al lugar de los hechos en la madrugada del sábado pasado. Al llegar, accionaron sus armas, hecho que dejó como saldo seis muertos y cinco heridos.

Apenas hace un par de semanas, el pasado 12 de diciembre, otro comando armado perteneciente al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) atacó con armas la sede de la policía municipal de Villagrán, cuyo saldo fue de tres muertos y cuatro personas secuestradas.

Días después, tras difundirse un video en donde se observaba presuntamente a miembros del CJNG adjudicarse los hechos de Villagrán, los cuerpos sin vida de las personas secuestradas tras el ataque fueron encontrados.

Tanto policías, como la población en general han sido víctimas de los ataques de comandos armados en Guanajuato.

De acuerdo con un recuento hemerográfico de la organización Causa en Común, entre enero y hasta el pasado 19 de diciembre se han suscitado al menos 73 ataques contra uniformados, la mayoría pertenecientes a policías municipales.

En los móviles de los ataques recurrentemente se encuentran versiones que citan a comandos armados, pertenecientes a la delincuencia organizada, que emboscan y asesinan a policías o que simplemente atacan a la población en general.

En este último rubro destaca el caso de un bar en Salamanca, llamado La Playa Men’s Club, en donde en marzo de este año un comando armado abrió fuego en contra de los asistentes a dicho establecimiento. El saldo del ataque de entonces fue de 15 muertos y seis personas heridas.

Encabeza crímenes.

Guanajuato, una de las entidades en donde, desde el inicio de la actual administración (1° de diciembre del 2018), se desplegó la estrategia contra el robo de hidrocarburos es también una de las punteras en materia de homicidios hasta la actualidad.

Según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre enero y noviembre de este año se han registrado 3,211 víctimas de homicidio doloso, por las que se han abierto 2,520 carpetas de investigación, lo que coloca a la entidad como la de mayor número de víctimas de asesinatos en el país hasta el penúltimo mes del año.

Si se compara el número de averiguaciones con respecto a la población, Guanajuato tiene una tasa de 52 homicidios dolosos por cada 100,000 habitantes (muy por arriba del indicador promedio nacional, que es de 25), lo que lo coloca en cuarto lugar a nivel nacional, sólo por debajo de Colima, Baja California y Chihuahua, en el mismo periodo citado.

[email protected]