Policías que proveían protección para el gobernador del estado mexicano de Chihuahua fueron atacados, dijeron las autoridades el domingo, y agregaron que varios de los agentes fueron heridos.

El gobernador Javier Corral resultó ileso.

En una declaración, la procuraduría de justicia del estado dijo que los agentes notaron un vehículo sospechoso el sábado por la tarde. Los ocupantes del vehículo entonces les dispararon. Los agentes fueron heridos, aunque no de gravedad, dijeron las autoridades.

La prensa local reportó que los tres policías estaban en un patrullero frente a una tienda de abastecimientos cerca de la entrada de un club en el que Corral jugaba golf. El gobierno estatal no respondió de inmediato a un pedido de detalles.

La procuraduría dijo que ha habido otros ataques recientes contra la policía.