Gradualmente, la violencia se acota y son menos las voces pesimistas y detractoras de la lucha contra el crimen organizado, enfatizó la cadete Edith Fuentes.

En la ceremonia del CLXV Aniversario de la Gesta Heroica de los Niños Héroes de Chapultepec, ante el presidente Felipe Calderón, Fuentes expuso que es inaceptable que algunos justifiquen el comportamiento delictivo aduciendo falta de empleo, de oportunidades o marginación.

Es obvio que la barbarie de estos criminales no corresponde a un desempleado. Oportunidades existen, pero hay que aprestarse para ellas y trabajar con esmero para conservarlas , dijo.

Calderón escuchó a la cadete de la Escuela Militar de Enfermeras igual que al gabinete federal y a los representantes de los poderes Legislativo y Judicial.

En el Altar a la Patria ninguno tuvo la palabra, sólo Fuentes, quien defendió la lucha por la seguridad al explicar que hay cánceres que se deben extirpar.

Luego de la ceremonia en la que se declamó la poesía titulada 13 de septiembre y el Presidente montó guardia de honor en el Altar, Calderón se dirigió al Colegio Militar para observar una puesta en escena de los pasajes de la historia y acrobacias militares.

En dos horas y media, 9,200 elementos de las Fuerzas Armadas escenificaron las luchas que ha sorteado México para ser una nación independiente.

Mientras algunos uniformados recordaban los pasajes de la historia, 4,800 militares se encargaron de presentar 36 murales gigantes sobre los personajes heroicos.

Calderón, acompañado de Margarita Zavala y sus hijos, vio la ceremonia desde un palco de honor, donde también se colocaron los secretarios de la Defensa Nacional, Guillermo Galván; Marina, Francisco Saynez; Gobernación, Alejandro Poiré, entre otros.

Los militares concluyeron el espectáculo con maniobras que se utilizan en la lucha contra el crimen organizado o desastres naturales. Hubo paracaidismo, exhibición de adiestramiento canino y maniobras de aviones.

[email protected]