Los usuarios del Metro en la Ciudad de México se han visto obligados a buscar alternativas de transporte para poder llegar a sus destinos, luego de que el sábado 9 de enero se registró un incendio en el Puesto Central de Control que paralizó el servicio en seis de las 12 líneas del Servicio de Transporte Colectivo. Largas filas se vieron en diversos paraderos de autobuses que ofrecían el traslado de miles de usuarios de las líneas 1, 2, 3, 4, 5 y 6 del Metro. La Secretaría de Movilidad capitalina implementó un operativo para apoyar la movilidad de los transeúntes, que consistió en aumentar la flotilla de unidades del Metrobús en las rutas paralelas a las líneas del Metro, así como del Servicio de Transporte Eléctrico; además del uso de unidades de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP). Las autoridades del gobierno de la Ciudad de México reportaron este lunes que las líneas 4, 5 y 6 reiniciarán sus operaciones a partir del martes 12 de enero.