La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Fundación Barra Mexicana, organizaciones civiles de defensores de derechos humanos y periodistas, así como la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la de la capital firmaron un convenio de colaboración para brindar asistencia jurídica pro-bono a los defensores de derechos humanos y periodistas víctimas de violencia.

Durante la firma del convenio en Casa Lamm, la directora de USAID México, Elizabeth Warfield, manifestó que esta alianza representa una oportunidad para que periodistas y defensores cuenten con mayor apoyo y protección ante las autoridades.

También enfatizó la importancia de revisar el funcionamiento de justicia del Estado mexicano ante las agresiones cometidas contra estos grupos. Reiteró la necesidad de ejercer presión ante irregularidades y faltas en el mecanismo nacional de protección para defensores de derechos humanos y periodistas.

El acompañamiento incluye asesoría legal para estos grupos que sean víctimas desde señalamientos por difamación hasta por acoso y criminalización.

El presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, declaró que actualmente la labor periodística y la defensa de derechos son esenciales para consolidar un sistema democrático.

“Durante el 2018 se presentaron 17 homicidios de defensores de derechos humanos y periodistas. En los primeros meses del 2019 esa misma violencia ya había cobrado 12 vidas. Mientras estos casos no sean debidamente investigados y los responsables sancionados se seguirá alentando que esas conductas se reproduzcan”, enfatizó.

Finalmente, la directora regional de la organización Artículo 19, Ana Cristina Ruelas, lamentó que cada mes se esté contabilizando un asesinato de alguna persona que ejerza el periodismo o la defensa de los derechos.