Guadalajara.- Un adolescente adinerado de Texas, buscado en Estados Unidos tras violar los términos de su libertad condicional por la muerte de cuatro personas mientras conducía su automóvil en estado de ebriedad, fue arrestado en México, informó la procuraduría local este martes.

Ethan Couch, de 18 años y del que se decía que era incapaz de comprender las consecuencias de sus actos debido a su riqueza, fue arrestado junto con su madre Tonya en Puerto Vallarta, Jalisco.

INFOGRAFÍA: La impunidad en el mundo

"Estas personas fueron localizadas y capturadas el 28 de diciembre" y fueron entregados a las autoridades migratorias "por no acreditar su estancia legal en México", indicó la procuraduría de Jalisco en un comunicado.

La institución señaló que sus agentes trabajaban en este caso desde el martes pasado, en colaboración con personal policial de Estados Unidos, adonde serán trasladados los detenidos.

NOTICIA: México, segundo peor país en índice de impunidad

Ethan Couch estrelló su camioneta contra un grupo de peatones y otro vehículo en 2013, causando cuatro muertos y varios heridos. Su nivel de alcohol en la sangre era tres veces superior al límite legal.

Hijo de padres millonarios, Couch acaparó los titulares de la prensa durante el juicio, cuando un psicólogo que testificó en su defensa afirmó que el muchacho padecía de "afluenza".

Este término, acuñado en inglés de afluencia e influenza, implica que los privilegios financieros hacen a una persona incapaz de comprender las consecuencias de sus acciones.

NOTICIA: Lucha vs impunidad requiere acción responsable de todos

La cacería contra Couch comenzó algunas semanas después de que no acudiera a una reunión obligatoria con su oficial de libertad condicional.

El FBI y el Servicio de Alguaciles de Estados Unidos se unieron en la búsqueda luego de que las autoridades colocaran a Couch en la lista de los más buscados en el país.

Los fiscales habían pedido 20 años de prisión para Couch, pero los jueces le impusieron una sorpresiva sentencia de recibir un tratamiento de salud mental y una década de libertad condicional.

Esta indulgencia indignó a muchos estadounidenses, especialmente porque el adolescente no expresó ningún arrepentimiento y porque no había pasado ni una sola noche tras las rejas.

La controversia se reavivó este mes luego de la difusión de un video que mostraba a Couch participando en una competencia de beber en una fiesta, lo que violaba los términos de la libertad condicional.

La policía acudió a su casa, pero la encontró vacía y sin datos de una nueva dirección.

La fuga del adolescente junto a su madre ha provocado indignación en Estados Unidos.

mac