La presidenta de la Comisión de Gobernación y Población de la Cámara de Diputados, Rocío Barrera Badillo, argumentó que la desaparición del Estado Mayor Presidencial (EMP) es un tema de fusión planteado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y que no habrá despidos.

Barrera Badillo dijo que, si bien se requieren hacer reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal para la incorporación del EMP a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), bastará con un decreto presidencial.

“No van a correr a nadie, eso sí queda muy claro, pero el cuerpo desaparece y van a ser incorporados a otra instrucción”, declaró  Badillo al concluir la instalación de la comisión.

“Tenemos que hacer muchas reformas empezando por el tema de la Ley Orgánica, que ésa es principal; un tema de la Fiscalía General que la están viendo ya en el Senado, que es una iniciativa que ya se presentó; el tema de Seguridad Pública son las principales que tendríamos que estar revisando aquí en el Congreso”.

La legisladora, Rocío Barrera Badillo, enfatizó que no es un tema que se plantee desde el Poder Legislativo, sino desde el equipo de la futura administración federal encabezada por López Obrador, por lo que ellos serán los encargados de definir la estrategia para la “fusión”.

Manifestó que la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal regula las funciones y facultades de los diferentes espacios de gobierno, por lo que se trabajará de la mano con el equipo de transición para preparar el andamiaje legislativo para el gobierno entrante.

“Hay muchos retos de aquí al 1 de diciembre, hay muchos temas que resolver para entrar con un gobierno que sea funcional con el trabajo de los ciudadanos, (a) las expectativas que se han generado”, mencionó.

30 de noviembre, Estado Mayor se incorpora a Sedena

A partir del próximo 30 de noviembre, el Estado Mayor Presidencial desaparecerá y sus integrantes se reincorporarán a la Sedena, de Marina, Armada de México y Fuerza Aérea.

Se espera que en esa fecha la Sedena emita un acuerdo de su titular, Salvador Cienfuegos, con lo que los más de 6,000 elementos de las Fuerzas Armadas se reintegrarán a estas instituciones.

Con ello, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, asumirá la presidencia ya sin el EMP, siendo una de sus propuestas en la campaña electoral: su desaparición, por lo que serán elementos de la Sedena los encargados de custodiar la Cámara de Diputados y resguardar a los invitados especiales.