Para tratar de solucionar sus divergencias en el tema, Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, y Lorenzo Córdova Vianello, presidente del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), iniciaron negociaciones en torno a la expedición de la cédula única de identidad digital.

Cuestionado sobre si el INE transferirá a la Secretaría de Gobernación (Segob) la base de datos biométricos contenida en el padrón electoral, el consejero presidente respondió:

“Es parte de los dilemas que tenemos que seguir discutiendo. Hay un marco jurídico complejo, además, implica 30 años de evolución y sobre el que tenemos que ir marcando como una premisa al respecto, sobre todo a la garantía. La secretaria de Gobernación fue ministra (de la Suprema Corte), lo entiende mejor que nadie, la garantía de los derechos de las propias personas que tendremos que siempre salvaguardar(...) Está arrancando el trabajo, no hay un acuerdo hoy. El acuerdo es comenzar los trabajos para construir los acuerdos”.

El sistema nacional electoral, mencionó Córdova, es un órgano autónomo del Estado “muy celoso de su autonomía”.

“Entendemos que existen y deben encontrarse canales de comunicación, de entendimiento, para brindar los mejores servicios y la mejor protección de los derechos de las y los mexicanos... Se comenzaron a poner sobre la mesa, en este inicio de diálogo, los dilemas, las eventuales problemáticas jurídicas y de otra naturaleza sobre las que tenemos que discutir.

“La idea es encontrar los cauces para poder, sin violentar los marcos jurídicos con los que opera la Secretaría de Gobernación, por un lado, y el INE, por otro, y los derechos fundamentales de las y los mexicanos, encontrar cuáles pueden ser las mejores soluciones”.

Al término del encuentro privado realizado en la sede de Gobernación, Sánchez Cordero comentó que invitó a Córdova Vianello y otros consejeros “para darles a conocer el proyecto” que, a través de la dirección general del Renapo, tiene la Segob “para avanzar en la cédula de identidad”.

A pregunta específica sobre si los mexicanos contarán con la cédula de identidad antes de que concluya el sexenio en curso, Sánchez Cordero eludió: “Estamos iniciando los trabajos, hay muchísimas normas que hay que interpretar, reinterpretar”.

[email protected]