Tras varias horas de reunión, los líderes generales del consejo general de las autodefensas de Michoacán acordaron buscar la coordinación con el gobierno federal en materia de seguridad.

Estanislao Beltrán, vocero del Consejo, dijo que el objetivo de esta coordinación es continuar la lucha contra Los Caballeros Templarios, y evitar confrontaciones con las autoridades federales, como lo ocurrido el lunes pasado en Antúnez, municipio de Parácuaro, donde elementos del Ejército dispararon contra pobladores que se oponían al desarme.

Beltrán mencionó que poco a poco buscarán la forma de guardar las armas, pero siempre y cuando vean resultados del gobierno. Reiteró que el objetivo de las autodefensas sigue siendo limpiar al estado del crimen organizado: El gobierno federal no conoce a los criminales. Necesitamos estar coordinados porque nosotros sí los conocemos .

Dijo que si el gobierno federal tiene buena disposición, en poco tiempo se verán los resultados, y capturarán en breve a los líderes de las organizaciones criminales, específicamente Los Caballeros Templarios.

Cuestionado sobre sí habrá más avances en otros municipios, como Los Reyes, Uruapan o Apatzingán, respondió que eso lo definirán más adelante. Lo que sí reiteró es que no se irán de aquéllos en los que tienen presencia.

Continúan ataques

En Apatzingán, pese al despliegue de fuerzas federales, sujetos armados incendiaron una farmacia, muy próxima al Palacio Municipal, que el pasado fin de semana también fue agredido.

Cerca de las 7:30 de la mañana, dos sujetos ingresaron al comercio, ubicado en Cayetano Andrade, esquina con Constitución, a dos calles del Palacio Municipal, y ordenaron a los empleados salir del establecimiento para rociar gasolina e incendiarlo.

Desde el lunes, elementos del Ejército Mexicano y la Policía Federal arribaron a la zona de Tierra Caliente, y este martes tomaron el control de la seguridad en este municipio, el principal bastión de la organización criminal Los Caballeros Templarios.

En tanto, la Procuraduría General de la República atrajo las investigaciones por incendio de farmacia. Fuentes de la Procuraduría indicaron que peritos de la dependencia llevarán a cabo las primeras diligencias para intentar esclarecer los hechos, mientras que la Policía Federal será la encargada de buscar en coordinación con otras fuerzas federales a los probables responsables.

Sobre los elementos de seguridad municipal, fueron enviados a cursos de capacitación y reevaluación de control de confianza los 156 policías de Apatzingán, luego de ser desarmados el pasado martes por elementos del Ejército.

veronica.macias@eleconomista.mx