El Consejo General de la Comisión Estatal Electoral (CEE) aprobó los lineamientos con los que llevará a cabo la distribución y asignación de diputaciones y regidurías de Representación Proporcional, en el Proceso Electoral 2017-2018, en sesión extraordinaria, este 6 de abril.

En la asignación de diputaciones por el principio de representación proporcional, tendrá derecho a participar el partido que haya obtenido el porcentaje mínimo del 3% de la Votación Válida Emitida.

Todo aquel partido que haya obtenido el 3% o 6% de la Votación Válida Emitida, tendrá derecho a 1 o 2 curules, según corresponda al porcentaje obtenido, conforme a la Ley Electoral del Estado.

La votación efectiva, resulta de restar de la votación total, los votos emitidos para candidaturas no registradas y votos nulos; deduciendo también los votos de los partidos que no obtuvieron el 3% de la Votación Válida Emitida y los votos expresados para candidaturas independientes.

Para fijar el cociente electoral, se divide la votación efectiva restante entre el número de curules que aún falten por repartir, después de la operación de porcentaje mínimo.

Se dividirá la votación efectiva restante de cada partido político entre el cociente electoral, enseguida; y el resultado en números enteros representa el número de curules que corresponde distribuir a cada instituto político, por medio de esta operación.

Si aún quedan curules por repartir, éstas se distribuirán por el resto mayor, siguiendo el orden decreciente de los restos de votos no utilizados.

Diputaciones plurinominales

Para establecer estas candidaturas, el CEE verificará los resultados de mayoría relativa en distritos uninominales, para determinar el género que obtuvo menor número de escaños, de los 26 que se obtienen por esa vía.

Además, establecerá una prelación para la asignación por partidos, empezando por los que obtuvieron menor votación y así sucesivamente.

Con base en esa prelación, asignará las curules plurinominales o listas, de los que hayan obtenido una vez el porcentaje mínimo, y para ello se verificará el número de diferencia o brecha, que existe entre un género y otro en Mayoría Relativa.

Éste será el número de escaños que se otorgará, en una primera asignación al género menos favorecido, siempre y cuando haya suficientes curules obtenidas por ese porcentaje mínimo.

Una vez agotados dichos lugares y de existir más partidos que hayan obtenido dicho porcentaje, se asignarán con alternancia de género, empezando nuevamente por el género menos favorecido.

En coaliciones, se iniciará con el género menos favorecido de la sumatoria de las curules plurinominales a las que hayan accedido los partidos políticos integrantes de la coalición.