El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que México superará la medida de arancel que impuso el gobierno de Estados Unidos a la importación de acero desde nuestro país. Indicó que el subsecretario Jesús Seade le explicó que se trata de una medida diferente a las que venía planteado el gobierno estadounidense. 

López Obrador confió en que esta situación se resolverá mediante el diálogo, y argumentó que son buenas las relaciones que tienen el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, el subsecretario Jesús Seade, y la secretaria de Economía, Graciela Márquez, con sus contrapartes de Estados Unidos.

López Obrador dijo que su gobierno está revisando el tema del arancel al tomate mexicano, porque tiene información de intereses electorales de un legislador de la Florida, Estados Unidos; López Obrador dijo que no puede ofrecer más detalles por el momento, pero se hacen gestiones ante el gobierno estadounidense para eliminar este arancel.

Gobierno de Baja California

El presidente se deslindó de la polémica reforma que aprobó el Congreso de Baja California para ampliar de dos a cinco años el mandato del aún gobernador electo, Jaime Bonilla. López Obrador dijo que no hubo línea de la Presidencia; “nosotros no intervenimos”, dijo, al tiempo de ofrecer que no intervendrá en los recursos que se presenten ante los Tribunales electorales tanto federal como local.

Logran acuerdo con Policía Federal 

En su conferencia matutina, López Obrador aseguró que ya hubo un acuerdo para terminar las protestas por parte de elementos de la Policia Federal, y para que continúe con su traslado a la Guardia Nacional en aquellos casos que así lo decidan. Confió en que las mesas de orientación que instaló la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana darán cause a dichas protestas. 

Reiteró que su gobierno no está despidiendo a los elementos de la corporación, sino que los está invitando a colaborar en otras acciones en caso de no desear integrarse a la Guardia Nacional. Insistió en que no se afectarán el salario y prestaciones de los elementos policiacos.

López Obrador aseguró que no tiene un sistema de encuestas ni está haciendo levantamientos para medir el respaldo social que tiene en la gestión de gobierno. Indicó que únicamente es enterado de las encuestas que se publican, cómo está mañana se le informó de un estudio en el que se menciona un rechazo a las protestas de elementos de la Policía Federal.

Derechos Humanos

Acerca de las acciones de inconstitucionalidad que promovió la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el presidente López Obrador prometió que respetará el fallo del máximo tribunal si ordena modificar las leyes de la Guardia Nacional. El mandatario dijo que respeta a la CNDH pero no tiene mucha autoridad moral al haber sido cómplice cuando el Estado fue el principal violado de las garantías, y ahora con su gobierno actúa de otra forma.

Argumentó que no es posible que la Comisión no hayan hecho nada para que se investigara el incendio en la Guardería ABC, y ahora le manden recomendación por la cancelación de las  estancias infantiles; sostuvo que en ese caso su gobierno no desea que sigan operando estancias que no cumplen con los requisitos de seguridad.

Migrantes en zonas fronterizas

López Obrador consideró que son actos de xenofobia que en las zonas fronterizas se diga que no hay capacidad para recibir a migrantes o que estas personas provocan enfermedades.

El presidente hizo un llamado a los mexicanos para que sean solidarios con los migrantes centroamericanos que llegan a México tratando de llegar a Estados Unidos.

Fideicomisos

Aseguró que habrá una revisión a los fideicomisos que tiene el gobierno federal, porque son muchos que fueron creados para no ser auditados; por lo que ofreció poner orden. Puso como ejemplo el caso del fideicomiso ProMéxico que -desde su punto de vista- fue manejado con discrecionalidad por lo que anunció una investigación que ya está en curso. Indicó que los 8,000 millones de pesos que manejaba ese fideicomiso se transfirieron al proyecto para la construcción del Tren Maya.