La Cámara de Diputados aprobó, en comisiones, en lo general y con modificaciones la minuta de reformas a la Ley Federal del Trabajo, cuyo decreto se someterá hoy a la discusión y eventual aprobación del pleno cameral para ser devuelto al Senado de la República.

De acuerdo con el dictamen confeccionado por la Comisión del Trabajo y Previsión Social de la Cámara Baja, los diputados federales rechazaron incluir los cambios al artículo 388 bis, acordados por los senadores del PAN, PRD, PT y MC, por considerar que aceptarlos violaría la ley.

Es evidente que de aprobarse dicho artículo se provocaría un conflicto normativo, pues esta incorporación es incongruente con el ejercicio del derecho de huelga por la firma de un contrato colectivo, contenido en los artículos 387 y 450 de la Ley Federal del Trabajo’’, cita el dictamen correspondiente.

Desde la perspectiva de la comisión dictaminadora, la inclusión del artículo 388 bis no formaba parte de la iniciativa preferente remitida al Congreso por el Ejecutivo federal, que establece los requisitos y procedimientos que un sindicato deberá cumplir para celebrar un contrato colectivo de trabajo, así como que las organizaciones sindicales promoverán ante la Junta de Conciliación y Arbitraje competente la solicitud que contendrá el proyecto de estipulaciones del contrato colectivo, la determinación de los salarios, el registro de la directiva sindical y de sus estatutos y el listado de los nombres de los trabajadores, entre otras medidas.

La aceptación de los cambios al referido artículo y al 390, establece el decreto, afectaría de manera sensible la estabilidad laboral al posibilitar escenarios de confrontación entre trabajadores e intersindicales derivada de los procesos de firma de contrato colectivo, propiciando la lesión y precarización del trabajo y de las prestaciones laborales, que es contraria a los intereses de la armonía y la estabilidad laboral que el país requiere.

Por lo que hace al artículo 371, con el voto mayoritario del PRI, PAN, PVEM y Panal a favor y los del PRD, PT y MC en contra, procedió la modificación al artículo 371 para incluir la modalidad del voto indirecto en la elección de los dirigentes sindicales.

Se considera que, siendo democráticas las modalidades que se proponen, además, encontrándose en las normas internas gremiales mexicanas e internacionales, deben establecerse aquellas que garantizan ese ejercicio de elección por la vía del voto secreto de manera directa e indirecta de acuerdo a lo que se establezca por las asambleas sindicales’’, refiere el decreto.

[email protected]