Por unanimidad, los integrantes de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobaron el dictamen para eliminar el fuero de los funcionarios públicos, incluido el Presidente de la República. El dictamen será presentado hoy mismo a discusión del pleno del recinto legislativo de San Lázaro.

El dictamen deroga el párrafo del artículo 108 de la Constitución, que menciona: “el Presidente de la República durante el tiempo de su encargo, sólo podrá ser acusado por traición a la patria y delitos graves del orden común”.

Se modifica el artículo 110 de la Constitución, para permitir que el Presidente de la República pueda ser sujeto de juicio político.

Sin embargo, establece que para procesar penalmente al Presidente de la República, durante el periodo de su encargo, se observarán los principios, derechos y garantías procesales que señala la Constitución, y refiere que no podrá ser sujeto de la prisión preventiva hasta que no haya una sentencia o concluya el periodo de encargo.

“Cuando el Juez determine la vinculación a proceso a alguno de los servidores públicos señalados se le podrá imponer cualesquiera de las medidas cautelares que señala el Código Nacional de Procedimiento Penales, salvo la prisión preventiva y la suspensión temporal en el ejercicio del cargo, hasta en tanto no se dicte sentencia condenatoria o bien termine el periodo para el cual fue electo o nombrado”, refiere.

Al eliminarse el fuero, también se elimina la facultad del Senado y la Cámara de Diputados para realizar los juicios de procedencia.

La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados acordó discutir, en la sesión de este jueves, este dictamen para eliminar el fuero.

jmonroy@eleconomista.com.mx