Policías ministeriales, con apoyo de fuerzas federales, detuvieron a 22 presuntos integrantes de una célula del grupo delictivo Los Zetas, en un operativo simultáneo realizado en varios municipios de Nuevo León.

Es una detención muy importante que se ha logrado con base en un trabajo especial de inteligencia, insisto, en un operativo simultáneo en donde pudimos tener éxito al final y detener a estos 22 sujetos , informó el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina.

Con estas detenciones, entre ellas la de una menor de edad, se desarticuló la célula que operaba en municipios del área metropolitana de Monterrey, cuyos miembros están relacionados con diversos hechos violentos, entre ellos el ataque al bar discoteca RE el pasado 22 de diciembre, donde tres personas murieron.

Entre los detenidos está el líder de la célula, identificado como El Fresa, relacionado con el ataque a dicho bar ubicado en el municipio de San Nicolás. Los demás integrantes de la célula criminal habían llegado desde Tamaulipas para reforzar al grupo, de acuerdo con afirmaciones del gobernador Medina de la Cruz.

Las 22 detenciones simultáneas se realizaron en los municipios de Monterrey, Benito Juárez, Apodaca y San Nicolás de los Garza, donde las autoridades estatales y federales decomisaron dos armas largas, cinco cortas y 500 dosis de droga. Entre los delincuentes hay sicarios, halcones y narcomenudistas.

Por su parte, el procurador de Nuevo León, Adrián de la Garza Santos, detalló que los detenidos participaron en al menos 10 eventos delictivos en ese estado de mayo a diciembre del 2014, y uno en lo que va del 2015.

La Agencia Estatal de Investigaciones y la Procuraduría de Justicia de Nuevo León ofrecían una recompensa de 287,410 pesos a quien proporcionara información de los atacantes que aparecen en los videos de las cámaras de seguridad el día que ocurrió el ataque en el bar discoteca RE.

jmonroy@eleconomista.com.mx