La audiencia de imputación contra 10 personas por actos u omisiones en el colapso de un tramo elevado de la Línea 12 del Metro, se pospuso para el 3 de diciembre, debido a que la defensa de los imputados y las víctimas argumentaron que no tuvieron tiempo suficiente para analizar la carpeta de investigación armada por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

Al citatorio, para la audiencia ante un juez de control de ayer 25 de octubre, acudieron las personas denunciadas por los delitos de homicidio culposo, daño a la propiedad y lesiones culposas, entre ellos Enrique Horcasitas, exdirector del Proyecto Metro.

Buscan multa a empresas

Cristopher Estupiñan, asesor jurídico de las víctimas, dijo que exigirá la imposición de una multa de 24,500 millones de pesos a las empresas que participaron en la construcción de la Línea 12 del Metro y la inhabilitación para que participen en obras públicas.

Durante la primera audiencia judicial para imputar culpabilidad por el homicidio de 26 personas, el abogado afirmó que si el gobierno de la CDMX y las empresas quieren hacer un fondo para resarcir los daños ocasionados por la caída del vagón del metro, deben participar las víctimas en las conversaciones alrededor de este fondo y que este considere un concepto por daños punitivos.

“Tiene que haber una sanción ejemplar que genere una consecuencia en toda la industria de la obra pública, para efectos de que esto no se repita y que quienes participen tengan muy claro que si cometen una negligencia va a haber una consecuencia”, dijo.

Estupiñan aseguró que en la carpeta de investigación de la fiscalía, a la que tuvieron acceso el viernes 22 de octubre, no hay ningún citatorio a las empresas, algo que preocupa a las víctimas. Aseguró que ven oportunidades fuertes en contra de las empresas que diseñaron la Línea.

Aseveró que a espaldas de sus asesores jurídicos se ha estado buscado a las familias de las víctimas de la Línea 12, con el fin de que dejen su asesoría bajo el argumento de que no es necesario demandar porque se va a “complicar más el trabajo”.

politica@eleconomista.mx