La Junta de Coordinación Política (JCP) de la Cámara de Diputados acordó debatir a fondo la minuta de la nueva ley federal de transparencia y acceso a la información, que remitió la Cámara de Senadores, por lo que se aplazaría su aprobación para el siguiente periodo de sesiones ordinarias, que arrancará en febrero del próximo año.

A pregunta específica sobre si la referida norma se aprobará en el actual periodo ordinario que concluirá el próximo 15 de diciembre, César Camacho Quiroz, presidente de la JCP y coordinador de la fracción parlamentaria del PRI, respondió:

La vamos a valorar. Veo difícil que salga (en) este periodo, pero por supuesto que estamos comprometidos con la transparencia y rendición de cuentas’’.

Por su parte, Francisco Martínez Neri, coordinador de la bancada del PRD, explicó que si bien hay temas importantes por analizar de manera exhaustiva a fin de modificar la referida minuta, sí debe hacerse un esfuerzo por lograr su concreción antes de que finalice el año.

Existe ya la idea de que le entremos a la discusión, desde luego que hay puntos que tenemos que analizar cada una de las bancadas, pero se manejó la posibilidad de que pudiera, inclusive, salir en este periodo de sesiones esa aprobación. Yo esperaría que aceleremos los trabajos y que podamos ver la posibilidad de que salga antes del día 15 de diciembre , indicó el perredista.

A decir del Martínez Neri, se trata de un tema muy importante que requiere acelerar el proceso de dictaminación correspondiente, sin descuidar el contenido de la nueva norma.

En tanto, Rogerio Castro Vázquez (Morena), presidente de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción, responsable de la dictaminación de la minuta en la materia, dijo que si bien se trata de un tema de suma importancia, se requiere de una discusión responsable y dentro del plazo legal, que es de 45 días.

Durante la reunión ordinaria de la citada comisión, se acordó conformar una subcomisión que habrá de trazar la ruta a seguir en el desahogo del tema.

Castro Vázquez fue preciso en el sentido de que aún no hay consenso entre los grupos parlamentarios respecto del tiempo que requerirá la dictaminación de la minuta, por lo que no se tiene claridad en torno a si se aprobará durante el actual periodo de sesiones ordinarias o hasta el siguiente.

[email protected]