Como parte del apoyo jurídico brindado a los hermanos González Villarreal, sentenciados por una corte de Malasia a morir ahorcados, la cancillería señaló que apelarán el fallo ante los tribunales de aquel país.

Informó que el gobierno mexicano ha tomado nota de la decisión de una corte de Malasia de declarar culpables a los ciudadanos mexicanos José Regino, Luis y Simón González Villarreal, de delitos vinculados con el tráfico de drogas.

A lo largo del proceso jurídico se brindó la asistencia jurídica correspondiente a través de la embajada de México en Malasia, misma que continuará en la apelación , expuso la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Asimismo, reiteró su compromiso de brindar asistencia y protección consular a los mexicanos en el exterior, a fin de que sus derechos no sean vulnerados, sin prejuzgar los cargos que se les imputen.

Tras ser declarados culpables de narcotráfico, una corte de Malasia sentenció a los tres hermanos a morir ahorcados, aun cuando han sostenido ser inocentes.

El proceso penal contra los mexicanos inició en 2008, cuando fueron detenidos en aquel país en un sitio donde se elaboraban drogas sintéticas y donde se confiscaron más de 29 kilos de metanfetaminas, valoradas en 15 millones de dólares.

MIF