A partir de los resultados de las elecciones intermedias en Estados Unidos, el presidente Donald Trump sale raspado, pero posicionado para construir una candidatura con miras a la reelección; continuará con la misma actitud hacia México, pero ahora tendrá que entablar una relación con un presidente mexicano mejor posicionado que su antecesor, planteó la internacionalista Gabriela de la Paz Meléndez.

En entrevista, la académica del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, dijo que Trump va a seguir siendo el mismo respecto de México, sólo que es muy diferente sentarse ante un presidente que tiene una administración ligada con casos de corrupción, que con otro que, hasta el momento, no tiene ningún señalamiento en ese sentido.

“Lo importante no es cómo haya quedado el Congreso de Estados Unidos, sino que en México tenemos a un presidente que ganó las elecciones con 53% de los votos, que tiene mayoría en el Congreso de la Unión, así como en la mayoría de los congresos estatales. Eso lo hace ser un interlocutor con mucha autoridad y mucha legitimidad, que no tiene Donald Trump”, destacó.

Además, añadió, ahora el presidente estadounidense no contará con un Congreso que le siga el juego en lo que diga, ya que el Partido Republicano tendrá la mayoría en esa representación popular.

En opinión de la especialista, la relación bilateral México-Estados Unidos pasará por la embajada, los consulados y la cancillería, pero lo interesante es que México está bien preparado para interactuar con ese gobierno.

No deberíamos esperar una reforma migratoria

Sobre la agenda migratoria, De la Paz Meléndez expuso que lo relevante es que es esperable que los legisladores demócratas no van a aprobar el presupuesto que requiere el presidente estadounidense para construir el muro en la frontera con México.

Sin embargo, expuso que sería ilusorio esperar más, como una reforma migratoria, más allá de legalizar la situación de los dreamers, que son los jóvenes radicados en Estados Unidos que ingresaron de manera ilegal acompañando a sus padres cuando eran niños y ahora buscan una residencia legal en ese país.

La académica del ITESM campus Monterrey enfatizó que los republicanos perdieron prácticamente todos los condados de la frontera con México y eso quiere decir que se trata de legisladores que van a quedar en muchos de los comités que tendrán que discutir si le aprueban o no los recursos del presupuesto que necesita el mandatario (republicano) para construir el multicitado muro, para impedir la migración ilegal desde México.

En cuanto a la relación de los resultados de la elección con el proceso de aprobación del acuerdo comercial que sustituirá el tratado de libre comercio con México y Canadá, comentó que quizá pueda haber alguna parte del texto negociado y puesto a la consideración del Congreso norteamericano que no le guste a los legisladores y pudieran solicitar que se hagan algunos ajustes.

Incluso dijo que “también en México, (el presidente electo Andrés Manuel) López Obrador y Morena podrían decir ‘sabes qué, sí lo firmo, pero hay que hacer unos acuerdos paralelos’, como se hizo en el año 1993 con (el entonces presidente estadounidense) Bill Clinton. Si quisieran lo podrían hacer”.

Lo cierto es que, según la especialista del ITESM, para el gobierno mexicano debe quedar muy claro que es imprescindible realizar el trabajo de cabildeo no sólo en Washington, sino también en los congresos estatales y, sobre todo, en las oficinas de los representantes, distrito por distrito.

Ahora, pasadas las elecciones y de cara a la carrera por la reelección, de la Paz Meléndez manifestó que el presidente queda posicionado, y del lado del partido Demócrata hay figuras, como la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren, el ex vicepresidente Joe Biden y el miembro de la Cámara de representantes Beto O’Rourke, que podrían construir una candidatura.

En ese sentido, mencionó que los gobernadores se vuelven figuras importantes, porque son ellos los que están a cargo de organizar las elecciones en sus respectivas entidades y están, junto con sus congresos, para decidir sobre los requisitos para poder votar.

[email protected]